La belleza en 47 cromosomas

papercutJustine Tjallinks es una fotógrafa holandesa que quiere reflejar en su trabajo sus propias emociones. Y precisamente ha encontrado en la gente con diferentes capacidades una buena fuente de inspiración. Como la que le produjo la sensación de vulnerabilidad y los desafíos a los que se enfrenta una mujer con albinismo y ciega a la que dedicó una serie de retratos que tituló “Nude”.
El pasado mes de enero, Papercut, una prestigiosa revista en el mundo del arte, publicó, con el título “47 Chromosomes”, retratos de niñas con síndrome de Down. Una de sus fotos, protagonizada por una niña llamada Isa,  fue la portada de la revista. En el interior aparecían el resto de fotos e iban acompañadas de explicaciones sobre el síndrome de Down.
Justine explica que le sorprende cómo hoy en día unos padres pueden saber si su futuro hijo tiene 47 cromosomas, indicando que tiene síndrome de Down. “La ciencia y la prudencia de los futuros padres hace que cada vez nazcan menos niños con síndrome de Down”, reflexiona. Eso le llevó a una inquietante pregunta que ha sido la inspiración para este trabajo: ¿habrá personas con síndrome de Down en un futuro cercano?
Puede entender que nadie quiera que su hijo tenga  que hacer frente durante su vida a una situación de desventaja. “Pero cuando ocurre, el padre no puede imaginar la vida sin su hijo, independientemente de las circunstancias.”
Eso es lo que piensa Justine y con esa idea se inspiró para crear retratos de niños y jóvenes con síndrome de Down: “Para visualizar sus emociones, su personalidad única y también para enfatizar lo hermosos que son.”
Para llevar a cabo la obra se puso en contacto a través de internet con familias que tuvieran hijas con síndrome de Down y realizó dos sesiones fotográficas con ellas. La primera, en 2014, la tituló “Flowers in the Attic” y la segunda, en 2015, “Feelings”. Y esas son las fotografías que podemos ver en la revista Papercut.
En cualquier caso, del trabajo con sus modelos comprobó que cada una era diferente. Unas eran más extrovertidas y otras más tímidas o encerradas en sí mismas… En cualquier caso, supuso un trabajo muy emotivo en el que afloraron muchos sentimientos, tanto en ella como en las modelos y sus familias. Como confiesa Justine, “muy cercano a mi corazón”
Otra muestra de la calidad y el impacto de sus fotos es que la edición digital de la revista VOGUE consideró la imagen de portada como fotografía del día.
Podéis ver esta magnífica foto y el resto del reportaje en la revista Papercut” a continuación, entre las páginas 13 y 19

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s