¡Larga vida a las personas con síndrome de Down!

Kenny-CridgeDa gusto empezar marzo con las ganas a tope para afrontar la recta final que lleva al 21 de marzo, Día Mundial del síndrome de Down. Las circunstancias han querido que esta última semana haya sido noticia Kenny Cridge que pasa, con sus 76 años recién cumplidos, por ser la persona con síndrome de Down más longeva del mundo.
Un record difícil de pronosticar cuando al nacer los médicos pensaron que estaba muerto. O cuando, por su condición, vaticinaron que no viviría más de 12 años (la esperanza de vida para las personas con síndrome de Down en aquellos años). Rompiendo con todos esos pronósticos, Kenny sigue empeñado en seguir disfrutando de la vida y, quizá por su apego a la vida, cada día se levanta y se acuesta con una sonrisa en la boca.
Kenny sigue empeñado en aferrarse a la vida disfrutando de su armónica, comiendo dulces y bromeando con sus amigos en la residencia en la que ahora vive. De hecho, destacan de él que es un “auténtico caballero” que disfruta en compañía de la gente.
Aunque ahora vive en una residencia, la mayor parte de su vida la ha pasado en casa, rodeado de sus familiares. Primero con su madre, hasta que ésta murió a los 90 años. Luego, en casa de un sobrino. En la residencia sigue recibiendo la visita de amigos y familiares, como sus orgullosos sobrinos. Una de ellas destaca precisamente los cambios que han experimentado las personas con síndrome de Down: “ahora son tratados por igual y se les respeta, pero mi abuela decía que en su día no fue así”. De hecho, “ella tuvo que luchar mucho por él y dedicó su vida a Kenny.”
Esta noticia no deja de tener su significado para Kenny, pero también sirve para recordar que, debido al espectacular aumento de la esperanza de vida que ya se sitúa en torno a los 60 años, el envejecimiento de las personas con síndrome de Down es uno de esos retos a los que hoy en día nos enfrentamos.
Un reto porque frente a la excelente noticia existen las preocupaciones propias de una situación todavía por conocer y explorar pero que empieza a demandar respuestas inmediatas.
Repuestas que deben responder a las nuevas perspectivas en la de vida de las personas con síndrome de Down, o como tratar de hacer frente al envejecimiento prematuro que suelen tener, o qué les puede esperar en esta nueva etapa de sus vidas.
Lo que no cabe duda de que, como en cualquier otra persona, es importa afrontarlo desde un envejecimiento activo, en el que cuenten con los apoyos adecuados, en el que puedan tomar sus propias decisiones. Un envejecimiento para el que toda su la experiencia vital y el trabajo por el desarrollo de su autonomía personal y en la inclusión o la socialización van a ser determinantes.
Y es que, en definitiva, “es maravilloso que las personas con síndrome de Down están viviendo más que nunca gracias a los avances médicos y el cuidado y el amor de la gente alrededor de ellos.”

Si queréis saber más sobre el tema, en DOWNberri ya hemos hablado de dos publicaciones que hacen referencia a este tema. En concreto una es del National Down Syndrome Society (NDSS) titulado Envejecimiento y el Síndrome de Down: Un Guía de Salud y Bienestar. La segunda es un trabajo dirigido por Gonzalo Berzosa e impulsado con el título Las personas con síndrome de Down y sus familias ante el proceso de envejecimiento por Down España y el Real Patronato sobre Discapacidad.
envejecNDSSenvejDE
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ambos se pueden descargar gratuitamente en internet. (pinchad sobre la imagen)

3 pensamientos en “¡Larga vida a las personas con síndrome de Down!

  1. Es verdad, en esta época las personas con Síndrome de Down son más longevas incluso que sus padres; sin embargo la sociedad no está preparada para atender a las personas mayores de 60 años, y que además del Síndrome de Down padecen Alzheimer, sus habilidades se ven disminuidas y no todas las residencias los admiten. Nosotros tenemos dos casos de personas de 68 y 70 años una está en una residencia y la otra está con la familia con muchos problemas para atenderla, provienen de familias de escasos recursos. Algo tendremos que hacer para evitar un final desgastante para la familia.

    Me gusta

  2. Me encantó este artículo de verdad llena de esperanza saber que como todo ser humano han de tener una vida digna, no igual que la nuestra sino mucho mejor porque somos sus padres y familiares quienes cambiamos su entorno. La persona con Down si que sabe ser feliz con las cosas sencillas porque viven en un mundo afanado pero no son contagiados. Su afán es sonreir, es amar, es hacer sentir la calidez de un abrazo cuando ven en nuestros rostros dolor. Pienso que Dios se cansó de la gente corriente y colocó a nuestros niños para dar color a nuestras vidas, que así como Jesús vino a este mundo a enseñar la verdad, ellos tienen esa misión y la están haciendo muy bien.

    Me gusta

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s