Cumplimos 21 años y seguimos soñando

21aniversarioNuestra asociación Down Araba-Isabel Orbe cumple 21 años. Un número, el 21, que tiene un significado especial. Por lo que para celebrarlo, organizaremos a lo largo del año diferentes eventos de los que os iremos informando puntualmente y que comenzarán con la celebración del Día Mundial de las personas con síndrome de Down.
En todo este tiempo muchas cosas han cambiado. Hace 21 años, a mediados de la década de los noventa intuir que a futuro las personas con síndrome de Down estuvieran exigiendo y reivindicando su inclusión era un ejercicio apto sólo para visionarios o para locos.
De hecho tener por objetivo la integración, un paso necesario para el cambio, era poco menos que un acto de valentía y mucha audacia.
Nosotros tuvimos la suerte de que Isabel Orbe tuviera ambas cosas. que fuera capaz de transmitirlas a las primeras familias que dieron el paso para crear la asociación.
Unas pocas familias que con pocos recursos pero con mucho entusiasmo y convicción, comenzaron a reivindicar y a exigir la integración en el ámbito educativo, laboral o social de las personas con síndrome de Down.
Veintiún años después, cualesquiera que conozca y haya vivido el proceso de este cambio, no podrá por menos que reconocer el mérito de aquellos pioneros, nunca mejor dicho, que desbrozaron el camino por el que ahora transitamos. Un camino que comenzaron sin casi amparo legal pero no por ello menos justo.
Los cambios que a lo largo de estos años se han producido en el ámbito general de la discapacidad (quizá con exponente tan claro como la “joven” Convención de las Personas Con Discapacidad) han tenido su reflejo en nuestra asociación en la medida que nuestros medios y recursos han mejorado mucho.
Como a veces hemos dicho, con un ritmo muy “down”: de forma lenta y tranquila pero, a la vez terca… o tenaz; buscando apoyos y tratando de disfrutar de lo conseguido según han ido cayendo algunas barreras. Así hasta orientar bien el punto de mira de nuestro trabajo: la inclusión.
Pero esta visión optimista por lo conseguido no nos puede dejar satisfechos. Siendo realistas, todavía la inclusión es un sueño. Todavía las personas con síndrome de Down siguen haciendo frente a barreras de forma cotidiana: en el sistema educativo, en el laboral y social, todavía tienen que “demostrar” su valía para que se les abran ciertas puertas, aún el propio vocabulario o las etiquetas siguen minusvalorándolos.
De acuerdo que estamos mucho mejor que hace 21 años. Sí. Enhorabuena!. Pero las familias, las asociaciones que las aglutinan, las instituciones y entidades (públicas y privadas), los agentes sociales… todos, tenemos tarea. Todavía tenemos que cambiar, trabajar, reivindicar o denunciar (empezando por la autocrítica) para que las personas con diversidad funcional en general y con síndrome de Down en particular, puedan alcanzar lo que justo, ahora incluso con un marco legal. En definitiva, conseguir que los escenarios inclusivos que poco a poco se van conquistando, todavía puntuales, empiecen a se amplios, naturales, cotidianos y sin condiciones.
Por todo ello, nuestro boletín de evaluación de estos 21 años recoge un “Progresa adecadamente pero necesita mejorar”.

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s