De chimpancés, discapacidad y otros aprendizajes

chimpaLas últimas semanas los medios de comunicación se han hecho eco de “los cuidado de los chimpancés hacia sus crías con síndrome de Down”. El origen de la notica ha sido un artículo publicado en la revista científica “Primates y titulado “Observación de una cría de chimpancé con una grave discapacidad criada en libertad y sus interacciones con su madre”.
En los medios se han referido a la investigación por parte de un equipo de la Universidad de Kyoto, en Japón, sobre el comportamiento que Christina dio a luz a una cría, a la que se llamó XT11, que nació con diferentes discapacidades.
Christina, la madre, varió su comportamiento para adaptarse a las necesidades y limitaciones de la cría. Por ejemplo, como no podía alimentarse por sí misma, la destetó más tarde de lo normal. La madre dejó de comer termitas y hormigas, que para los chimpancés son una importante fuente de proteínas, para tener las manos libres y mantener a la cría en sus brazos. A veces se ponía a la cría encima, algo poco habitual en especie, y trepaba a los árboles y coger fruta.
Sin embargo, los investigadores destacan que Christina impedía a otros parientes tocar a la cría y, también algo excepcional, sólo permitió que una hermana mayor participara en estos cuidados jugando, transportándola o limpiándola.
Gracias a estos cuidados, la cría sobrevivió dos años, acicalarla, la cría sobrevivió dos años, algo que sin ellos hubiera sido imposible.
Una de las cuestiones que se han discutido en torno a la noticia es si realmente un chimpancé puede o no tener síndrome de Down y si utilizarlo en esos términos no busca sino el sensacionalismo que puede provocar ese titular.
Precisamente por el hecho de colocar las cosas en su sitio, ha sido un placer leer un artículo en el número de diciembre de Revista Virtual Canal Down21 en el que creemos que se da un enfoque muy acertado a la noticia y la controversia que se ha creado.
En el mismo, además de aclarar que lo que es en el estudio no hablan propiamente de un chimpancé con síndrome de Down sino con discapacidades que, en algún caso se le pueden parecer, hay una conclusión que centra la cuestión: Y esta no es otra que el hecho de que lo importante de esta investigación no está en si la cría tenía o no síndrome de Down, sino en la aportación de la misma para interpretar nuestras formas de vida y de reacción afectiva desde una perspectiva evolutiva.
Dicho artículo de la Revista Virtual Canal Down21 concluye que la conducta natural de una mamá chimpancé compromete y ridiculiza las afirmaciones de ciertos “expertos” humanos en bioética, que llegan a justificar la eliminación de bebés con discapacidad intelectual incluso después de haber nacido.”
Lo dicho, leed el artículo completo porque realmente merece la pena: Revista Virtual Canal Down21

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s