Ante todo, ¡soy yo!

firstiamSigga Ella es una fotógrafa islandesa cuya obra se centra en fotografiar personas. Es la autora de las 21 fotografías que conforman la serie First and foremost I am” (Ante todo, soy!) en la que posan 21 personas con síndrome de Down de edades comprendidas entre nueve meses y 60 años y de ambos sexos. Todas con el mismo fondo. Para mostrar que cada una de ellas es una persona como cualquier otra que no debe ser juzgado por un cromosoma extra.
El nombre “First and foremost I am” es una cita de Halldora Jónsdóttir, una de las mujeres fotografiadas. Halladora trabaja en una biblioteca, es actriz amateur, músico y mucho más. Por eso, a Halladora le molesta que la gente le pueda negar su derecho a existir. Le gusta su vida y por eso afirma que “tengo el síndrome de Down pero, ante todo, soy Halldora.”
Sigga cuenta que el proyecto surgió al escuchar un programa de radio donde se discutían cuestiones éticas en torno s los diagnósticos prenatales que detectan anomalías congénitas, como el síndrome de Down y mucho más.
Sigga no está en contra de estas pruebas. Pero cree que hay pararse a pensar sobre el tema porque, por ejemplo, el síndrome de Down no es una enfermedad o un defecto. Ella ha comprobado que “a los padres de niños con síndrome de Down no se le hunde el mundo.”
Aquel programa le planteó interrogantes: “¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Porqué la gente optar por abortar si se sabe que tiene el síndrome de Down?” Dudas que en el caso de Sigga se acentuaban porque su tía Begga tenía síndrome de Down y es impensable para mí imaginar una vida sin ella y sin personas con un cromosoma extra“..
Así surgió “First and foremost I am”. Ha retratado a esas 21 personas en el mismo escenario, sentados en la misma silla y con el mismo fondo: un colorido papel tapiz floral. Lo único que varía en cada foto es la persona retratada. Porque “First and foremost I am” quiere ser una invitación a descubrir la belleza de la diversidad de los demás.
Cada foto está trabajada para que sea la persona la que destaque en la misma: una persona con sus propias características especiales, unos sonriendo, otros riendo y con las manos y los pies colocadas libremente, cada cual con ropa diferente… Para realizar las fotos, hablaba con ellos de diferentes temas. No les decía cómo debían colocarse. Simplemente buscaba que se sintieran cómodas. Todo ello para poner de manifiesto la singularidad de cada uno individualmente.
En el fondo de las fotos aparecen diferentes plantas que crecen juntas, Sigga quiere reflejar que también las personas diferentes pueden convivir. “Las personas con síndrome de Down a menudo son tratados como si fueran todos iguales. Quería mostrar sus diferentes personalidades. Aunque todos ellos tienen el síndrome, cada uno de ellos es único.”
Sigga ha recogido muchísimos comentarios de personas de todo el mundo pero lo que le ha hecho sentirse especialmente satisfecha es que ha generado lo que ella quería: que se hable y discuta de este tema. Y ha llegado a una clara conclusión: los padres que tienen un hijo con síndrome de Down no se cambiarían por nada del mundo, como tampoco los padres de los niños que no lo tienen.
Esto es “First and foremost I am”ante todo, ¡soy yo!: una invitación a descubrir la belleza de la diversidad de los demás que nos hace preguntarnos si un futuro sin esta diversidad es deseable.
Para ver las fotos de la serie, pasaros por el blog de Sigga en el siguiente enlace: First and foremost I am

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s