Brazadas de superación, brazadas de amistad

ionan7La fotos están sacadas de la página de Facebook del reto, Brazadas de superación, donde además de poder ver muchas más, podéis hacer un seguimiento del mismo.
Uno de los objetivos del reto es recaudar dinero para continuar trabajando y mejorar la salud y la coordinación de Ionan mediante nuevos medios como la equinoterapia. Por eso se pueden “comprar” brazadas.

¿CÓMO COMPRAR BRAZADAS SOLIDARIAS?
Nº cuenta de Ionan Inchusta en La Caixa ES51 2100 5264 4321 0019 7184

g

El reto estaba anunciado para el pasado fin de semana: Ionan Inchusta, un niño de 9 años con síndrome de Down y síndrome de West y baja visión, iba a nadar cuarenta largos de piscina, 1 kilómetro de distancia, en un intento de superarse a sí mismo y de hacer sonreír a quienes le rodean. ¡Os adelantamos que lo ha conseguido!
Pero una vez más hay que incidir en que tan importante como el logro conseguido, que no es poco, es todo el esfuerzo y los vínculos humanos que hay detrás de esta historia. Una historia en la que, además de Ionan, han tenido una especial participación quienes le han ayudado y preparado: Peio Ormazábal, nadador navarro, y su propia familia.

PeioPeio no es nuevo en esto de las causas solidarias. Ya ha participado en dos.
La primera, en 2013, cruzó el Estrecho para ayudar a la Asociación Síndrome de Down de Navarra y dar una mayor visibilidad a labor que realizan.
En verano de 2014, él y otros dos nadadores (Jacobo Parages y Félix Campano) realizaron el reto ‘Tres hombres contra el mar’, en apoyo a la fundación ‘Uno entre cien mil’, entidad que destina sus fondos a un proyecto de investigación contra la leucemia infantil. Atravesaron en 12 horas los 40 kilómetros de travesía entre Mallorca y Menorca.

Peio conoció a Ionan y su familia hace año y medio, cuando comenzó como voluntario en la asociación Síndrome de Down de Navarra. Le interesó vivamente el caso de aquel niño para el que la práctica de la natación le podía ayudar en su situación. Y aunque Ionan ya llevaba practicando natación varios años, es algo que le viene fenomenal y le gusta, no era capaz de hacer ni siquiera un largo.
Precisamente ahí surgió el reto que ayudara a Ionan progresar. En este año y medio las cosas han ido despacio. Ha sido necesario un proceso de adaptación y conocimiento. Fueron necesarios cuatro meses para que se pusiera las gafas, algo imprescindible para que el agua y el cloro no le afectaran tanto, especialmente debido a los serios problemas en los ojos que tiene Ionan (uno sin retina y otro con apenas un 5% de visión)
También han sido necesarias muchas horas de piscina. Hasta conseguir hacer el primer largo. Y luego cada vez más, hasta los treinta que ya ha conseguido hacer en los entrenamientos o los cuarenta conseguidos en el reto.
Para Ionan, además del reto, está en juego la mejora de su estado físico, de fortalecer su cuerpo y mejorar su coordinación. Ahora ha comenzado también con la equinoterapia. Ello le ha ayudado a fortalecer sus caderas y le ha permitido empezar a andar. Cualquier cosa por estabilizar una situación y tener la fortaleza para mejorarla.
De hecho, este reto tendrá su continuidad el año que viene. Y es que Peio y Ionan quieren marcarse nuevos logros: “Tengo pensado que vaya nadando hasta la isla de Santa Clara de San Sebastián conmigo; con barca y todo. Será un reto exigente, pero lo veo posible porque es un niño que progresa. Yo sé sacar ese punto extra de Ionan y hemos creado un vínculo tan bonito que consigo que confíe en mí plenamente”.
Zorte on izan!

Una entrevista en el periódico (“Ionan apenas ve, pero es capaz de hacer maravillas nadando”) nos puso en conocimiento del reto en vísperas del mismo. Lo han llamado “Brazadas de sacrificio”. Una descripción muy acertada. Pero el propio Peio, en esa entrevista, da pistas sobre otros muchos ingredientes, además del sacrificio, necesarios para preparar este manjar:
APOYO: “La única diferencia de estos chicos es que les cuesta más el aprendizaje, pero pueden llegar a hacer maravillas nadando.”
CONFIANZA: “Puede pasar de todo y estoy nervioso, pero confío en que lo conseguirá. De hacerlo, creo que será la primera vez en la historia que alguien tan pequeño y con sus limitaciones lo logre”
UNIÓN: “Nos pusimos en marcha y se ha creado un vínculo muy fuerte porque él confía en mí.”
CARIÑO: “Le doy muestras de cariño porque lo agradece un montón, pero es algo vaguete.”
PACIENCIA: “Llevo año y medio porque el primer medio año fue para coger confianza. Y ya ha llegado un momento en el que soy capaz de darle un beso a Ionan nadando.”
SUFRIMIENTO: “Queremos que sufra un poco porque crear a un chico de estos la obligación de que siga nadando es difícil”
SUPERACIÓN: “Ha encontrado en las piscinas la forma en la que poder superarse a sí mismo cada día.”
ESFUERZO: “Ionan entrenaba dos y tres días semanales y más de una hora, cosa que los demás chicos hacían tres cuartos de hora solamente los viernes.”
Y MUCHO MÁS…: “…la persistencia, el cariño y la voluntad nos han llevado a hacer algo increíble para él, para su familia y para mí”.

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s