Hacia un envejecimiento activo de las personas con síndrome de Down

envejDELa reciente presentación de Las personas con síndrome de Down y sus familias ante el proceso de envejecimiento ha supuesto todo un hito por cuanto se trata de uno de los primeros trabajos sobre uno de los cambios más significativos que se están produciendo en torno a las personas con síndrome de Down en los últimos años.
La publicación, dirigida por Gonzalo Berzosa, ha sido impulsada por Down España y el Real Patronato sobre Discapacidad y en el mismo ha colaborado Divina Pastora Seguros.
Con la misma se “espera contribuir a la mejora del conocimiento sobre el proceso de envejecimiento y adaptación social de las personas que tienen síndrome de Down”.
Precisamente lo novedoso del envejecimiento (debido al espectacular aumento de la esperanza de vida que ya se sitúa en torno a los 60 años) hace que lo que no deja de ser una excelente noticia,  no esté exenta de las preocupaciones propias de una situación todavía por conocer y explorar pero que empieza a demandar respuestas inmediatas.
En este escenario, las personas con síndrome de Down y su entorno nos enfrentamos a nuevos retos a los que tenemos que saber responder: cambian las perspectivas de vida de las personas con síndrome de Down, algunos síntomas del envejecimiento aparece de forma más temprana (en torno a los 40 años), la incertidumbre a cómo enfrentarse a esa etapa…
Precisamente una de las grandes aportaciones de esta publicación es que, partiendo de los datos sobre cómo se produce el envejecimiento, apunta algunas de las respuestas para hacer frente a esos retos.
Aunque no es más que un primer paso, lo que está claro es que va a ser necesario afrontar ese momento desde un envejecimiento activo. Eso va a suponer que las propias personas con síndrome de Down deberán, con los apoyos adecuados, tomar sus propias decisiones o que toda su toda la experiencia vital, el trabajo por el desarrollo de su autonomía personal y en la inclusión o la socialización van a ser determinantes para afrontar adecuadamente esta etapa de sus vidas.
Tal y como indican en la introducción, “el objetivo marcado es garantizar el bienestar y la calidad de vida que deben acompañar al incremento de la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down.”
La investigación que se plasma en la publicación ha tenido en cuenta tanto aspectos cuantitativos (el aumento de la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down que están en proceso de envejecimiento) como cualitativos (expectativas ante el envejecimiento que tienen tanto las familias como las propias personas con síndrome Down que envejecen).
La base de la misma han sido, por un lado, los datos que se han recogido a través de entrevistas en las que han participado personas con discapacidad intelectual, familiares,profesionales y expertos. También se han utilizado las referencias bibliográficas que existen en torno a la discapacidad intelectual.
Por cierto, “Down Araba – Isabel Orbe” ha tenido su particular cuota de protagonismo ya que, tal y como recoge el estudio, la experiencia piloto del trabajo de campo se realizó en abril de 2011 en la Jornada de Trabajo sobre envejecimiento del que ya os informamos en su momento en DOWNberri (Un futuro para nuevos “viejecitos”). En la misma participamos 47 personas (25 profesionales y 22 familiares) y a partir de la misma se configuró el posterior trabajo de campo de la investigación.
La publicación la podéis descargar gratuitamente a través de la sección “Publicaciones” de la web de DOWN ESPAÑA, en el siguiente enlace: Las personas con síndrome de Down y sus familias ante el proceso de envejecimiento.

Un pensamiento en “Hacia un envejecimiento activo de las personas con síndrome de Down

  1. Los felicito por abordar este tema, en realidad ya llegaron los viejos con Sindrome de Down y la sociedad no está preparada para recibirlos, esto quiere decir que debemos redoblar esfuerzos, ya que aún hay familias que se quedaron esperando el deceso del hijo adolescente y en la juventud, hasta que llegaron a la edad adulta y ahí están sin los padres, y siendo una carga para los hermanos que lo heredaron.

    Me gusta

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s