El hombre de Flores… ¿tenía síndrome de Down?

homofloEl hombre de Flores, uno de los hallazgos antropológicos más importantes de los últimos tiempos, bien podrían ser los restos de un individuo con síndrome de Down.
Esa es la conclusión a la que ha llegado un equipo internacional de expertos, tras un nuevo análisis de los restos, cuyo trabajo se acaba de publicar en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
Pero vayamos por partes. ¿Quién es el hombre de Flores? En 2004 se encontraron en la isla de Flores, en Indonesia, unos restos de unos 15.000 años de antigüedad. Destacaban por el pequeño tamaño de su cuerpo (con una envergadura similar a la de un chimpancé) y su cerebro. Se le bautizó como el Hombre de Flores o, debido a su pequeño tamaño, el Hobbit.
El hallazgo convulsionó el mundo de la antropología ya que se pensó que podria tratarse de una nueva especie, el Homo floresiensis. No sólo eso: su reciente desaparición, hace apenas 12 mil años, los convertiría en el último Homo que pobló la Tierra junto al actual, y ahora ‘solitario’, hombre moderno. ¡Desde los neandertales no se habían descubierto otros homínidos coetáneos de Homo sapiens!
Como en otros muchos hallazgos antropológicos, el gran problema deriva de la escasez de restos que permitan obtener datos para llegar a conclusiones definitivas. Desde su descubrimiento, el hombre de Flores ha generado (y seguirá generando) diversidad de interpretaciones en la comunidad científica. ¿Una nueva especie? ¿Un ser humano con alteraciones en su desarrollo?…
Este nuevo estudio no deja de ser una de ellas. Pero, ¿en que se basa las conclusiones del mismo? Este equipo ha analizado la capacidad craneal de los restos encontrados, las asimetrías faciales y la longitud del fémur.
Consideran que hubo un error en la estimación inicial del volumen del cráneo. Según los nuevos cálculos, el cráneo humano de Flores tenía una capacidad de alrededor de 430 mililitros, un 16% más de lo calculado inicialmente.
”Esta diferencia es importante, porque es el tamaño del cerebro en los humanos modernos que tiene síndrome de Down y viven en la misma región”, afirma Robert Eckhardt, profesor de genética en la Universidad de Pennsylvania que dirige este grupo de investigadores.
Además, se ha detectado que los huesos de los muslos son cortos. Inicialmente se consideró que pertenecerían a un individuo de unos 1,06 metros de altura. Pero, según Eckhardt y su equipo, este tipo de forma del fémur coincide con la reducción de altura en personas con síndrome de Down y dicho individuo mediría en torno a 1,26.
Pero ya hemos dicho que los restos son pocos y las hipótesis muchas. De hecho, ya ha habido investigadores que han expresado que las conclusiones del estudio son “inverosímiles” y siguen defendiendo que se trata de una especie diferente. Quién sabe si algún se podrán encontrar nuevos restos que permitan demostrar una u otra.
En cualquier caso, si se confirmara esta nueva hipótesis, sería un nuevo paso en cuanto a desde cuando existe el síndrome de Down y es que a Aunque no es descabellado pensar que lo hizo con la propia especie humana, no hay evidencias científicas que lo avalen. No hay que olvidar que hace apenas un mes nos hacíamos eco del hallazgo en Francia de unos restos de un niño con síndrome de Down de entre 5 y 7 años de hace unos 1.500 años que representan, de momento, el caso confirmado más antiguo del síndrome de Down.

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s