Terapia con perros para personas con síndrome de Down

perrodownDesde el pasado 15 de junio se está desarrollando en la Asociación Síndrome de Down de Badajoz un programa de terapia canina asistida para jóvenes, con la intención de facilitarle la incorporación a la sociedad. El proyecto abarca desde bebés de pocos meses de vida hasta adultos. La única diferencia es la variación de las características del ejercicio, pero todas tienen el mismo fin.
La idea surgió cuando el terapeuta Jorge Remudas se puso en contacto con Ana Belén Guisado, directora del centro, para proponerle la terapia que ya estaban llevando a cabo en Portugal. Lo que se pretende es desarrollar los sentidos básicos de los niños para que aprendan a valerse por sí mismos en el futuro. Con las personas adultas, que ya tienen los conceptos afianzados, trabajan para intentar que no se les olvide lo que ya saben hacer. “Pretendemos que a través de los estímulos vayan desarrollando las actividades de la vida cotidiana y se habituen a ellas”, comenta Jorge Remudas, responsable de este proyecto.
La intención de trabajar con animales, especialmente con perros, es buscar estímulos que las personas no pueden aportar. Por ejemplo, cuando el perro pone el hocico para buscar caricias al tiempo que transmite su afecto y amor, distintos al que el humano puede ofrecer. Cuando un perro entra en una clase, se sorprenden y comienzan a estar atentos a lo que ocurre a su alrededor.
La intención final de esta terapia es desarrollar los sentidos básicos de los chicos para que aprendan a valerse por sí mismo en el futuro: “son personas que tienen tendencia a aislarse debido a sus circunstancias: hablan muy bajo, mal, y la sociedad no está preparada para recibirlos. Entonces se aíslan y dejan de comunicarse.”
Una de las actividades más curiosas que llevan a cabo es salir a un bar, acompañados con el perro, y pedir al camarero un café, y un hielo para el animal. Con actividades como estas lo que pretenden es forzar a los chicos a desarrollarse con la gente que les rodea y acaban desenvolviéndose con fluidez.
El proyecto actualmente cuenta con 30 niños y se ha elaborado principalmente para los socios de la asociación, aunque también están disfrutando de él personas externas. Actualmente no reciben ninguna ayuda para el programa, aunque es gratuito gracias a la colaboración que está haciendo la clínica veterinaria Dovet y en especial Jorge Remudas.
Han sido muchos los avances que han experimentados durante este mes que llevan trabajando con los chicos. Desde comenzar a hablar hasta hacer que se relacionen con el entorno y fomentar su sentido del humor. Hacer la compra en un supermercado, cocinar e incluso realizar actividades físicas, han sido algunas de las actividades que se desarrollan en la terapia ayudando a fomentar la socialización de los jóvenes.
Los primeros avances de la terapia se pudieron ver después de las tres primeras sesiones. “Por ejemplo, un niño que apenas hablaba, gracias a la ayuda del perro comenzó a hablar”, comenta el terapeuta.
A otros chicos también les ha venido bien para desarrollar el sentido del humor o para hacerse mucho más responsables porque saben que tienen que cuidar a los perros: “Cuando comenzaban muchos de ellos no querían acercarse a los perros, pero una vez que estuvieron en contacto con ellos y tomaron confianza están encantados. Y se ve mucha evolución”, insiste.

3 pensamientos en “Terapia con perros para personas con síndrome de Down

  1. Pingback: Terapia con perros para personas con sín...

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s