Mucho más que un triple

KevinGrowKevin Grow es un chico de 18 años con síndrome de Down. Es estudiante de secundaria de Pennsylvania.
Lleva cuatro años como manager del Bensalem High School, su equipo de baloncesto. En este tiempo, siempre ha querido ayudar en todo aquello que ha podido.
Practica el baloncesto y se entrena con el equipo pero, a pesar de haber ganado medallas de oro en las Olimpiadas Especiales, nunca había tenido la oportunidad de jugar con sus compañeros. Hasta este viernes.
Su entrenador quiso agradecer su dedicación al equipo y decidió darle la oportunidad de jugar en el penúltimo partido de la temporada: en minuto y medio anotó un tiro libre y un tiro de campo, además de realizar un robo un balón. Unas estadísticas muy buenas teniendo en cuenta el poco tiempo que jugó.
Así que en el siguiente partido tuvo una nueva oportunidad. ¡Y vaya si la aprovechó! Salió con el partido decidido y sus compañeros y rivales le dejaron anotar sin problemas la primera canasta. Pero aquello le animó de tal manera que comenzó a lanzar triples hasta convertir cuatro consecutivos, el último sobre la bocina. Su equipo ganó por 64-40 y Grow terminó con 14 puntos.
La noticia ha tenido una gran repercusión mediática. De hecho, nos hemos enterado de la noticia porque está publicada en la web de la ACB.
La verdad, en el fondo, que metiera los triples es lo de menos. Esa parte, como ha dicho su entrenador, “ha sido como una película”.
A Kevin le encanta el baloncesto. Se entrena todo el año. Se prepara tirando triples y el entrenamiento del equipo no acaba hasta que lanza tiros libre.
Por eso, lo realmente impresionante es que haya tenido la oportunidad de jugar, en reconocimiento a su esfuerzo, como uno más del equipo. Impresionante es ver cómo sus compañeros corren a abrazarle al final del partido, participando de su alegría. Impresionante es la actitud de los jugadores contrarios, que incluso aplauden alguna de las canastas.
Lo realmente impresionante lo resume perfectamente su madre: “El hecho de que encestara esos tiros  fue ya algo increíble. Pero lo que resultó enormemente emocionante fue el simple hecho de verlo salir a jugar y ver que tenía su momento”, ha dicho Dorothy Grow.
Para su padre, Earl Grow, fue “un momento muy especial porque cuando tienes un hijo con una discapacidad, sueñas con que tenga un momento especial“.
Kevin no sólo se dedica al baloncesto: también trabaja para la televisión de su escuela,OTN , en los partidos de fútbol. Su sueño no es otro que convertirse en comentarista deportivo.
o

sixersCon posterioridad a la publicación de ls entrada, Kevin ha vuelto a ser protagonista de una nueva noticia. Ha sido el primer jugador de la NBA con síndrome de Down: los Sixers de Philadelphia lo han fichado por dos días para agradecer su contribución a engrandecer el baloncesto. Todo un detalle!
Leer más:Los “Sixers” de Filadelfia fichan por dos días a un joven con síndrome de Down

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s