Superación, ilusión y solidaridad a nado

JacoboCruzar a nado el estrecho de Gibraltar no está al alcance de cualquiera. Es un reto deportivo que requiere de unas condiciones físicas y un exigente entrenamiento que permitan afrontar la aventura con ciertas garantías de éxito.
Jacobo Parages es un empresario madrileño que, a sus 46 años, acaba de conseguir cubrir la distancia. Pero su aventura tiene un mérito añadido si tenemos en cuenta que tiene una enfermedad reumática crónica: al logro puramente deportivo hay que añadir un componente de superación personal y de solidaridad que le dan una dimensión muy especial.
A Jacobo le diagnosticaron espondilitis anquilosante,  una enfermedad reumática que supone el endurecimiento paulatino de las articulaciones, hace 17 años. En la medida que la enfermedad avanzaba, el endurecimiento de las articulaciones le provocaba  cada vez más dolores. Aquello le estaba restando cada vez más bienestar en su vida diaria. Hasta tal punto que incluso calzarse era casi imposible o que durante cinco años tuviera que dormir sentado.
Tras distintos tratamientos, hace seis años, en 2007, encontró uno que le supuso una mejora considerable. Y en 2011 tomó la determinación de llevar a cabo este reto, para demostrase a sí mismo que podía llegar más lejos.
Desde entonces, hace 21 meses, se ha entrenado durante más de dos horas diarias. Pero en este tiempo no ha estado sólo. Ha encontrado unos excelentes “cómplices de nado” en jóvenes con síndrome de Down que, no sólo le han acompañado, sino que, como Jacobo dice “me han transmitido su tesón e ilusión a lo largo de los entrenamientos”.
Así que a su objetivo de superación personal, Jacobo también ha añadido un componente solidario: que sirviera  para  apoyar los proyectos de integración de la Fundación Síndrome de Down Madrid y, por supuesto,  animar a las personas que padecen su dolencia a que luchen por una vida normal y por conseguir sus ilusiones.
El nadador superó la distancia en menos tiempo del esperado (no llegó a cuatro horas).  Sobre la experiencia, Jacobo hace un “balance increíble: muy humana desde el punto de vista solidario aunque dura desde el punto de vista deportivo”.
Jacobo no tiene ninguna duda de que repetirá la experiencia, de la que destacado que, por encima del reto deportivo, ha estado el aspecto solidario encaminado a concienciar a la gente sobre la espondilitis anquilosante, y ayudar a la Fundación Síndrome de Down de Madrid a través de las posibles donaciones.

Un pensamiento en “Superación, ilusión y solidaridad a nado

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s