Autoinculpación de discapacidad

Ya está. Aquí está otra vez DOWNberri. Desde que a mediados de agosto ciertos problemas de naturaleza técnica nos dejaron fuera de la red, el esfuerzo por volver con vosotros ha sido importante. Y, como el ave fénix, lo hemos conseguido.
En este tiempo dudábamos de poder recuperar el blog, algo que, tras más de dos años de andadura se ha convertido en un tesoro de valor incalculable. Ya no sólo por las entradas. En DOWNberri están vuestras aportaciones, vuestros comentarios, vuestras muestras de cariño y de ánimo, vivencias… DOWNberri nos sirve de contacto con personas de nuestro entorno cercano y con otras que, muy alejadas geográficamente, las tenemos cercanas en los sentimientos y en los propósitos. Y, especialmente, nos sirve para sentirnos más unidos. Por ello nunca hemos tirado la toalla y, al final, hemos tenido recompensa.
Ahora DOWNberri está convaleciente: algunas imágenes se han perdido, mucho enlaces rotos… pero hemos querido volver ya. Dadnos una semana de convalecencia para volver a la más absoluta normalidad.
Pero como dice el refranero, no hay mal que por bien no venga. La experiencia de estas semanas ha servido para demostrarnos que hay otra manera de hacer las cosas. Me explico y, a partir de este momento hablo en primera persona.Me auto declaro un “discapacitado” en el mundo de la informática, especialmente en el de los blogs. La mejor demostración, estas cuatro semanas de parón. Una persona competente en este ámbito probablemente hubiera podido evitar la situación. O, una vez producida, la hubiera solucionado en tres o cuatro días (y las tres o cuatro semanas que llevamos “off”).
Pero, pese a mi “discapacidad” informática, DOWNberri existe. Y su existencia viene a demostrar dos hechos mu significativos.
El primero es que la discapacidad no es incapacidad (vaya, es el título de una entrada del blog). ¡Ni mucho menos! A pesar de mis serias limitaciones informáticas, hoy hay recursos y apoyos que me permiten superarlas y ser capaz de hacer esto. Esos apoyos me han permitido aprender, mejorar, cambiar… conseguir un blog que, al margen de su valor informático, que es lo de menos, ha supuesto dar a conocer la asociación “Down Araba – Isabel Orbe”.  Y un motivo de satisfacción personal.
El segundo hecho significativo: todos tenemos derecho a equivocarnos y aprender de ello. Nos hemos metido en este berenjenal porque, en mi poca capacidad, he cometido errores. Algunos de bulto. Pero he aprendido. Y es posible que pueda volver a haber nuevos problemas. Pero sé cómo evitar que se repitan y, tan importante o más, he aprendido a solucionarlos. Eso me va a servir en el futuro.
La realidad es que a mí, discapacitado “no declarado”, nadie me va pedir cuentas por ello. Nadie va a zancadillearme si busco apoyos o si quiero aprender de la equivocación. Es más, nadie tiene porque saber mis limitaciones (esta entrada, única prueba de ello, se autodestruirá en pocos segundos, ja, ja , ja!)
Pero ahora en serio. ¿porque las personas con “discapacidad declarada”, es decir, manifiesta y/o aparente (la que viene marcada por una diferencia física, sensorial, intelectual o de cualquier tipo), que limita, que etiqueta, que estigmatiza… tienen que pasar por otros filtros?
Si a mí (discapacitado “no declarado” informático) me aplicaran lo que en general se aplica a una persona con una discapacidad “declarada”, DOWNberri jamás hubiera existido ni, por supuesto, hubiera salido de este embrollo.
Dicho de otra forma, si DOWNberri es una evidencia de hay recursos y apoyos que pueden permitir que una persona no tenga que estar limitada por aquello que supuestamente, al ojo del resto de mortales, le “invalida”. Os puedo asegurar que soy una demostración que ante una discapacidad, con el apoyo adecuado y la paciencia para aceptar y aprender de los errores, no hay barrera que valga.
Me despido con una doble alegría. La primera, la de volver a estar con tod@s vosotr@s. La segunda por esta autoinculpación con la que, sinceramente, me he quedado fenomenal y me refuerza en la ilusión de seguir trabajando por la igualdad desde el respeto a la diferencia.

Firmado: Un discapacitado informático responsable de este blog

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s