Comienza investigación sobre la mejora en la memoria y aprendizaje de las personas con síndrome de Down.

tesdadEn una entrada que publicamos el pasado mes de octubre os informábamos de un llamamiento que hacían desde la Fundació Institut Mar d’Investigacions Mèdiques (FIMIM) de Barcelona, solicitando colaboración para una investigación que está realizando sobre el síndrome de Down.
Un grupo de científicos de dicho instituto y del Centro de Regulación Genómica de Barcelona, liderado por Mara Dierssen y Rafael de la Torre, ha descubierto que una sustancia presente en el té verde (la epigalocatequina galato, Egcg) podría normalizar la función de un gen llamado Dyrk1A e incidir así en una mejora en la memoria y aprendizaje de las personas con síndrome de Down.
Hasta el momento su investigación a lo largo de cinco años se ha desarrollado en ratones trisómicos y transgénicos y “se ha constatando una importante mejora en la plasticidad y regeneración neuronal, decisivas en la capacidad de computación del cerebro utilizando Egcg”.
De hecho, han explicado que “de trasladarse estos resultados al ser humano, podríamos estar ante un verdadero hallazgo que contribuiría a mejorar el potencial intelectual de las personas con síndrome de Down”.
A diferencia de otros tratamientos, el objetivo de éste es potenciar procesos biológicos “cruciales” para el aprendizaje y la memoria ya que el objetivo es desarrollar una terapia para mejorar el rendimiento cognitivo y frenar la progresión de la neurodegeneración tipo enfermedad de Alzheimer de las personas con síndrome de Down.
La investigación cuenta con la colaboración de la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD) y la Fundación Jérôme Lejeune, y pretende ahora evaluar si los resultados obtenidos en ratones se pueden extrapolar al ser humano.
Para ello, los investigadores realizarán un estudio, llamado TESDAD, a lo largo de 13 meses. Tomarán como muestra una población de 100 personas con síndrome de Down que recibirán tratamiento bien con un placebo (cápsula que no contiene ningún principio activo) o con un suplemento nutricional que contiene Egcg.
Paralelamente, los integrantes del estudio recibirán tres veces por semana otro tratamiento no farmacológico consistente en un programa de estimulación que entrenará la memoria y otras capacidades cognitivas para ver cómo evolucionan y si efectivamente se produce una mejora en estas áreas.
A pesar de que se necesitarán años de investigación clínica para confirmar sus efectos, el horizonte se presenta “esperanzador”, afirmó Down España, entidad que está participando en el estudio y que indicó que hace dos años, este mismo equipo investigador realizó una prueba piloto con Egcg en la que participó un grupo de 30 personas con esta discapacidad intelectual, cuyos resultados fueron “muy positivos”.
Por este motivo, Down España señaló que si el segundo estudio confirma las conclusiones del primero, “estaríamos ante uno de los hallazgos más relevantes para el colectivo de personas con síndrome de Down y sus familias”.
En la página web del  FINIM podéis encontrar información adicional del proyecto como un folleto explicativo completo o vídeos de algunas de las técnicas que se van a utilizar en el estudio

7 pensamientos en “Comienza investigación sobre la mejora en la memoria y aprendizaje de las personas con síndrome de Down.

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s