Belen viviente protagonizado por personas con discapacidad intelectual

Estamos en vísperas de las navidades y son muchos los actos que nos anuncian su llegada. Uno de los elementos más significativo de éstas fechas son los belenes. Y un belén es lo que la Asociación Gallega San Francisco, de Vigo, organiza desde hace diez años. Pero tiene la particularidad de que es un espectacular belén viviente protagonizado y representado por personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales.
La asociación surgió en 1967 a iniciativa de padres con hijos con el Síndrome de Down. En la actualidad cuenta con varios centros en los que atiende a 197 personas de más de 30 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra, con más de 1.500 familias implicadas. Hace diez años, como consecuencia de una iniciativa del padre Carlos Antonio Ortiz para fomentar la autonomía personal de los alumnos de éstos centros, se representó el primer belén. Ahora es una cita anual obligada.

En la preparación de este año han participado 83 personas de las que 61 son intérpretes que trabajan a diario en los talleres de la asociación. Además, la gran mayoría de los objetos que utilizan en la representación son confeccionados por ellos mismos. Ello les lleva dos meses de arduo trabajo para que todo esté preparado para la representación ante familiares y amigos.
El escenario es el patio del colegio del barrio vigués de Coia. Cuentan con micrófonos repartidos por el patio y una proyección de vídeo en tiempo real. La representación del belén consta siete escenas basadas en los textos evangélicos: la Anunciación de Nazareth, el río Jordán, el Lago Tiberíades, Jerusalén, el Palacio de Herodes, la gruta de Belén y el campo de pastores. “Nosotros no pretendemos hacer aquí arqueología de la historia, lo que queremos es mostrar la vida”, dijo el padre Carlos para dar inicio al Belén viviente.
La presentación se realizó el pasado 20 de diciembre y al acto asistieron muchas personas (familiares, amigos, autoridades…) que tuvieron la oportunidad de ver la aparición del Ángel a la Virgen en Nazareth para pasar a las distintas escenas, como el caminar de María y José hacia Belén, el deambular por el mercado del pueblo, la llegada al portal y el nacimiento. Luego los intérpretes formaron grupos de pastores, lavadores o labradores con una coordinación casi perfecta, todo ello bajo la atenta mirada de sus un entusiasmado público.
El acto acabo en una Eucaristía, aunque pero antes se realizaron ofrendas con productos de los talleres, entre los que se encontraba un cáliz y una patena de madera. Para cerrar la jornada, hubo cantos a María y la presentación individual de los intérpretes en pantalla panorámica. Podéis ver una secuencia fotográfica de la representación en el siguiente enlace: Contando estrelas: Un Belén con síndrome de Down

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s