Jovenes con síndrome de Down trabajan en un proyecto de seguridad vial

g__9269

En Barcelona se ha puesto en marcha el proyecto “Cooperante Viario”, una experiencia piloto en la que jóvenes con síndrome de Down trabajan en un proyecto de educación vial.
Se está desarrollando en tres escuelas del Distrito de Sarrià-Sant Gervasi. El objetivo del mismo es mejorar la seguridad vial alrededor de los centros escolares y, a la vez, integrar jóvenes con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual en el trabajo.
Los “cooperantes viarios” observan el comportamiento de los conductores y peatones a la hora de entrada a clase. La iniciativa está impulsada por La Fundación Abertis en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación Catalana Síndrome de Down.
En el proyecto participan seis jóvenes con síndrome de Down o con discapacidad intelectual. Su trabajo consiste en observar y tomar nota sobre las actitudes y los comportamientos de alumnos y padres a las horas de entrada y salida de las escuelas, comprueban si los automovilistas aparcan poniendo en riesgo al menor al abrir la puerta del coche, si los conductores y ocupantes llevan puesto el cinturón de seguridad o el casco, si el turismo o la moto molesta a los viandantes…
Todas estas conductas tienen que ver con el programa de educación viaria que la Guardia Urbana de Barcelona imparte en las escuelas y en la que se incide en diferentes aspectos: que tanto los alumnos como los adultos que los acompañan anden por la calle y circulen de manera correcta y segura, prestando atención y respetando las señales de tráfico; el uso de los elementos de seguridad de los vehículos, como el cinturón o el casco; el respeto al resto de peatones, etc.
Tras la observación de los hábitos, los seis “cooperantes viarios” (tres en horario de mañana y tres de tarde) tienen que rellenar unas fichas que posteriormente son objeto de análisis por parte de la escuela y del propio alumnado. Unos datos que posteriormente se comparten con la Guardia Urbana, que será la encargada de estudiar si es necesario hacer alguna modificación en alguno de los elementos de seguridad viaria de la zona.
Cada 15 días, un equipo de monitores de educación viaria de la Fundación Catalana Síndrome de Down evalúa los datos recogidos por los cooperantes. Está previsto que el proyecto finalice el 23 de diciembre, fecha a partir de la cual se estudiará la posibilidad de ampliarlo, en función de la valoración que se haga de la prueba piloto.
Los cooperantes viarios elegidos forman parte del programa Curso de Iniciación al Trabajo de la Fundación Catalana Síndrome de Down y disponen de un contrato laboral. Han recibido una formación teórica y práctica impartida por la Guardia Urbana de Barcelona y la Fundación Catalana Síndrome de Down.

Un pensamiento en “Jovenes con síndrome de Down trabajan en un proyecto de seguridad vial

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s