Dejadnos seguir nuestro camino

Rosa Martín vive sola desde hace
unos diez años Foto: menorca.info
Recién acabado el “XI Encuentro de familias de personas con síndrome de Down”, celebrado a finales de octubre en Menorca, uno de los mensajes que con mayor énfasis se está transmitiendo es que las personas con síndrome de Down reivindican su derecho a la independencia.
La idea se puede resumir con una frase pronunciada por el presidente de Down España, José Fabián Cámara , quien ha afirmado que “es el momento de que las personas con síndrome de Down hablen y reivindiquen sus necesidades y derechos y que los padres dejen de ser sus interlocutores”.
A lo largo de este encuentro, en el que han participado en torno a 400 personas, casi la mitad de los ponentes que han intervenido han sido personas con síndrome de Down. Le ha servido para poder exponer sus experiencias personales y su deseo de ser cada día más independientes. Y lo han hecho para afirmar que ellos ya han tomado la palabra para reclamar sus derechos en primera persona y que quieren seguir avanzado en la consecución de sus peticiones.

“Nadie mejor que nosotros para decir cómo queremos que sea nuestro futuro y para luchar por nuestros sueños; ahora queremos hablar abiertamente, escuchadnos y dejadnos seguir nuestro propio camino aunque a veces no sea el acertado”, ha declarado una de las personas participantes.
Un reflejo de que esto va muy, muy en serio, puede ser la entrevista realizada en menorca.info a Rosa Martín, una joven de 40 años con síndrome de Down que trabaja en la biblioteca de la Universidad de Barcelona y vive de forma independiente desde hace diez años y que afirma que “ A los padres les diría que no tengan miedo a equivocarse y que dejen vivir a sus hijos.” Os invitamos a leer la entrevista.

XI Encuentro Nacional de Familias de Personas con síndrome de Down

“A los padres les diría que no tengan miedo a equivocarse y que dejen vivir a sus hijos”

Rosa Martín trabaja en la biblioteca de la Universidad de Barcelona y vive de forma independiente desde hace diez años.

Elena Delgado, Maó 31/10/2011
Rosa Martín es el claro ejemplo de que la independencia en personas con síndrome de Down es posible: es técnica de Biblioteca en la Universidad de Barcelona y vive sola desde hace diez años.

¿Cuál fue su trayectoria hasta llegar a independizarse completamente?
Fue todo con progresión. Tengo 40 años y, desde siempre, mis padres ya me daban autonomía. Es algo que tienes que ir trabajando cada día. Soy usuaria de la Fundación Projecte Aura, que se basa en los proyectos de vida independiente. Tuve la experiencia de vivir una temporada en una casa con estudiantes y más personas con síndrome de Down pero no me gustó porque los estudiantes que vivían con nosotros a veces tomaban un papel de sobreprotección. Fue cuando decidí dar el paso e irme a vivir sola.

Y, ¿cómo es su día a día?
Trabajo de técnica de biblioteca en la Universidad desde hace quince años. Suelo comer en la casa de mis padres. Lo que peor llevo son las noches porque no tengo a nadie con quien hablar ni compartir. Mi punto débil son mis emociones, que tengo que controlar pero, por lo demás, no tengo problema con ninguna tarea de casa. Me hago mi cena y arreglo mis cosas.

¿Cómo se definiría a sí misma?
Creo que soy una persona simpática, alegre y extrovertida. Me encanta leer y la psicología. Tengo amigos de todo tipo, con y sin discapacidad.

¿Qué hay de su vida sentimental?
Es un tema peliagudo. Me gustaría decir que eso de que la gente con síndrome de Down es siempre cariñosa es verdad, pero no es así. Hay de todo. Yo misma me he llevado un desengaño amoroso bastante desagradable. Pero confío en que aparecerá alguien. Yo me fijo en todo tipo de personas, si se ajusta a mi perfil, ¿qué más da si es o no discapacitado? Me gustaría casarme en un futuro y, si no, pues sola, que también se está bien. Primero hay que estar bien consigo mismo.

¿Cuáles son sus proyectos de futuro?
He escrito un libro que me gustaría publicar. Se titula “Volviendo a nacer” y trata sobre una inmigrante ilegal procedente de África que llega a Barcelona. Por otro lado, también me gustaría volver a ver a Héctor, un profesor que tuve muy especial y que fue un gran apoyo. Él vive en Uruguay y me encantaría ir allí y que me viera y me escuchara hablar. Otro deseo sería ir a África a ayudar en alguna Ong. Además, me ha gustado mucho Maó y su puerto. Me encanta la playa así que a lo mejor vuelvo de vacaciones. Aprovecho para hacer un llamamiento para ver si un buen chico guapo se fija en mí.

¿Qué mensaje lanzaría a otras personas con síndrome de Down más jóvenes?
A sus padres que no tengan miedo a equivocarse y que les dejen vivir. A ellos, que adelante y se equivoquen. Así es como se aprende.

Fuente: menorca.info

2 pensamientos en “Dejadnos seguir nuestro camino

  1. Excelente , me encanta saber que lo que sueño es posible, chicos autónomos e independientes. Yo se que es una realidad, todo depende de las oportunidades que se les de y la óptica con la que se les mire. Mil felicidades a quienes lo están logrando.

    Me gusta

  2. Me gusta mucho la honestidad con la que habla Rosa sobre su vida, sobre lo que le gusta y lo que no. Creo que es una buena entrevista y que en lo poquito que refleja de sí misma nos podemos ver muchas y muchos, con y sin síndrome de Down. Y donde nos reconocemos nos gusta estar.

    Me gusta

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s