Nuevo servicio médico de atención a personas adultas con síndrome de Down

Uno de los aspectos que, por positivo y objetivo, destacamos mucho para representar los cambios que se están dando en el ámbito de las personas con síndrome de Down es el espectacular aumento de su esperanza de vida, que se sitúa ya en torno a los 60 años.
Los factores que han influido en ello son varios, desde la atención temprana hasta el desarrollo de herramientas específicas para la prevención, detección precoz y tratamiento de las patologías asociadas a esta alteración genética. Sin lugar a dudas, los avances en el campo de la salud han sido determinantes, y  por eso son importantes herramientas como el Programa Español de Salud de DOWN ESPAÑA.
Sin embargo, este nuevo escenario también supone enfrentarse a veces a situaciones un tanto desconocidas. Se sabe que el cromosoma extra acarrea un desarrollo diferente y, al llegar a edades que antes no alcanzaban, hay aspectos del mismo poco investigados. Por ejemplo, se sabe que hay patologías asociadas a esta condición, como el envejecimiento precoz, el Alzheimer o las catataras y, desde el punto de vista psiquiátrico, las alteraciones de conducta. Por otro lado, hay evidencia de que están protegidos de manera natural frente a otras enfermedades como la ateroesclerosis o los tumores sólidos.
Todo esto abre una vía de investigación importante centrado en el cromosoma 21 y sus implicaciones, que a medio plazo arrojará hallazgos importantes en este campo.
Por ello, es una buena noticia que aparezcan nuevos recursos, como el recién estrenado Servicio de Medicina Interna del Hospital de La Princesa. Desde este verano, el Servicio cuenta, entre sus consultas monográficas, con la primera y de libre elección para toda la región de Madrid en adultos con síndrome de Down.
El servicio nació desde lo que hasta hace cinco meses era una experiencia piloto se ha convertido en una oferta de este centro dentro de la libre elección de especialista y hospital para los ciudadanos de la Comunidad de Madrid que puedan necesitarla, con la peculiaridad de que es la primera de estas características.
Este servicio pretende dar una atención individualizada cuando lleguen a la vida adulta ya que conocen la especifidad de los síntomas que pueden presentar.
El doctor Fernando Moldenhauer, jefe de sección de Medicina Interna y responsable de esta consulta, se muestra muy satisfecho con la marcha de la misma por muchos motivos “ha mejorado la calidad de vida de los pacientes que acuden sin fallar a cada una de las revisiones, en la mayoría de los casos acompañados de su familia; su atención aporta a los profesionales sanitarios motivación y ganas de avanzar y ha supuesto un paso muy importante en la investigación traslacional”.
Respecto a la actividad asistencial desarrollada, el doctor Moldenhauer ha detallado que “en la actualidad acuden a ella unos 350 pacientes al año, pero ya se ha comprobado que la tendencia es que esta cifra crezca a un ritmo de unos 150 pacientes anuales”.
Ahora sólo cabe esperar que este servicio, que en este momento atiende a la población de Madrid, se extienda por el resto del sistema sanitario para que puedan acceder al mismo todas las personas con síndrome de Down.

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s