Decalogo para los medios de comunicación en torno a la discapacidad

La Comisión de Imagen Social de la Discapacidad y Medios de Comunicación del CERMI, en la que participan los responsables de los departamentos de comunicación de numerosas organizaciones del sector de la discapacidad, ha elaborado un documento de referencia para los medios de comunicación a la hora de tratar la discapacidad.
El Decálogo parte de la idea básica de que todas las personas son iguales en dignidad y con derecho a la participación plena en la vida de su comunidad, siempre desde la equiparación de oportunidades. Recuerda, además, que todas las personas son diversas y que es ésta diversidad la que define la riqueza de la sociedad.
Lo puntos que recoge el decálogo son los siguientes:

  • Los medios reflejan la sociedad. Las personas con discapacidad son parte de la sociedad. Los medios deben reflejar a las personas con discapacidad.
  • Visibilizar: La normalidad de lo normal. Aprender a ver.
  • Incluir la discapacidad: intereses generales y sectoriales.
  • La discapacidad y las sinécdoques: nunca la parte por el todo.
  • El lenguaje en el tratamiento de la discapacidad: ¿qué terminología?
  • Neutralidad y objetividad: diferenciar el valor de la persona de una de sus circunstancias.
  • Precisión y rigor: no café para todos.
  • El contexto.
  • Barreras contra Valores: Autonomía e igualdad.
  • Las fuentes.

A lo largo de los distintos puntos se incide en la importancia de mantener una actitud abierta e inclusiva, evitando que la discapacidad niegue la capacidad del individuo. También se refiere a las “etiquetas” que a veces estigmatizan a éstos colectivos y el esfuerzo que hay que realizar para el uso de un lenguaje  que no prejuzgue,  recordando que “es necesario erradicar terminología ya caduca, palabras como minusvalía, minusválido, discapacitado, inválido, retrasado, incapaz, etc.” Asimismo, el decálogo señala que hay que “evitar connotaciones que perpetúen imágenes negativas o que predispongan a una mirada condescendiente, paternalista o estereotipada. Palabras como sufrir, padecer, postrado, etc. son expresiones caducas que no deben ser empleadas.”
Otro aspecto que se destaca es la importancia que tiene conocer la gran diversidad que hay dentro de la discapacidad y no suponer que todas las discapacidades son iguales. Además, recuerda que hay que contextualizar la información para facilitar una imagen más acorde con la realidad siendo importante la colaboración y el diálogo fluido entre los profesionales de la comunicación y el sector de la discapacidad, para asegurar que los mensajes lanzados a la sociedad son inclusivos, ajustados y rigurosos.
En otro bloque, el Decálogo recoge en su última parte retos o preguntas que los profesionales de la información deben plantearse para analizar si están transmitiendo o no una imagen real de las personas con discapacidad.
La última parte recoge ejemplos de buenas prácticas en este campo que se pueden consultar en la red.

El documento completo es el siguiente:

Decalogo uso apropiado imagen social personas con discapcidad

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s