Un brindis a la oportunidad y la ilusión

Patxi y Lucía brindan al finalizar el acto
Uno de los titulares en los medios de comunicación de hoy en  nuestra ciudad es que ayer se realizó el acto oficial de encendido de las luces navideñas en Vitoria -Gasteiz. El acto tuvo como protagonista a Patxi Viribay, un mago e ilusionista de gran prestigio ya que, entre otras cosas, dirige el mayor festival de magia de Europa, el Magialdia, que se celebra en nuestra ciudad en el mes de septiembre.
Pero si nos hacemos eco de la noticia es porque tiene detrás una historia que no ha sido nada mediática pero que a nosotros nos ha “tocado”. Patxi, para llevar a cabo su espectáculo de inauguración, contó con la colaboración de Lucía García, una joven de nuestra asociación que fue la encargada material de encender todas las luces de Vitoria-Gasteiz. Pero esa colaboración nos ha sido puntual y de cara a la galería y que Patxi y Lucía han estado “conociendose” mútuamente durante las últimas semanas.


Conocíamos a Patxi de antes porque colaboró con un espectáculo en la celebración del 21 de marzo (Día Internacional de las personas con síndrome de Down) del año 2009. Nos deleitó con un número muy entretenido y participativo. A él también le gustó y, hace dos meses, nos llamó para ofrecernos la posibilidad de que el encendido de las luces navideñas lo realizara alguien de la asociación.
Hasta aquí nada especial. Sin embargo, lo novedoso es que Patxi no se conformaba con que participara: quería conocer a la persona que le acompañara, quería saber de su vida, de su día a día… darle un sentido a su colaboración. Quería darle a esa persona la oportunidad de lo que muchas veces se les niega: poder ser ellas mismas.
Muchas veces a las personas discapacitadas se las utiliza como reclamo, como un gesto de cara a la galería que, además, en lo últimos tiempos, “vende” bien. Por contra, permite su visualización, algo necesario para llegar a la normalización. Pero se corre el riesgo de quedarse en lo superficial o de incidir en la discapacidad (es que son de majos!?).
Pues bien, esta vez no ha sido nada de eso: no ha pretendido ser mediático (de hecho no lo ha sido, ni falta que hace) ni superficial.
Cuando pedimos a la sociedad, a la gente de la calle, que conozca y de oportunidades a las personas con discapacidad les pedimos gestos similares a los que ha hecho Patxi: hacer un esfuerzo por descubrirles, por conocerles… por verlos cómo lo que son y por encima de la condición que les etiqueta y, muchas veces, condena.
Patxi es ilusionista y eso es lo que detacó: la ilusión con que la que personas como Lucía y, en general, todas aquellas con capacidades diferentes (que no sin capacidades) afrontan un día a día que, muchas veces, les pone más trabas de lo normal: disfrutar de su grupo de danza, estudiar informática, tratar de hacerse un hueco en el mundo laboral y, por supuesto, disfrutar de sus amigos y de su familia.
Si el gesto que Patxi Viribay ha hecho, sencillo y sincero, lo llevaran a cabo otras muchas personas en el día a día, seguro que aflorarían todas las capacidades que están ocultas tras los nombres de la condición discapacitante. Estad seguros que la discapacidad no está en las personas etiquetadas sino en los límites y estereotipos que les marcamos cuanto les rodeamos.

Queremos agradecer a Patxi por su ofrecimiento y su gesto porque, por muy sencillo que haya sido, no deja de ser todavía algo excepcional en una sociedad que muchas veces niega esas oportunidades (a las que todos tenemos derecho) para ser conocidos por lo que somos. ¡Ojalá haya cada vez más Patxis en las cuestiones cotidianas del día a día!

PD: La casualidad ha querido que el acto haya coincidido con el Día Internacional de las Personas con disCAPACIDAD y precisamente una de ellas, ha encendido todas las luces de la ciudad, demostrando, de una forma tan simbólica, de que son capaces.

2 pensamientos en “Un brindis a la oportunidad y la ilusión

  1. Me encantó la actuación de Patxi Viribay el 21 de marzo de 2009. Fue muy divertido, supo hacer participar a la gente… No sabía que le había dado este "toque" a lo de las luces navideñas, y me alegro por él y por Lucía: conociéndose mutuamente, ganan ellos y la verdad es que ganamos todos.

    Me gusta

  2. Sin lugar a dudas un precioso gesto. Es cierto que muchas veces se utiliza como "cebo" la presencia de estas personas. Seguro que éste caso no es la única excepción y cada vez hay más ejemplos igual de sinceros, lo cual no quita para fecilitar a Patxi por lo que ha hecho

    Me gusta

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s