La Ruta Quetzal se abre a personas con discapacidad

Durante la primavera de este año nos hicimos eco de la lucha de Guillermo Recio, un joven valenciano con síndrome de Down, cuyo gran sueño era poder participar en la conocida Ruta Quetzal. En la edición de 2010, último en el que por edad podía participar Guillermo, intentó pasar las pruebas eliminatorias. Obtuvo una nota de ocho sobre diez y quedó desclasificado. Solo los “dieces” tienen acceso. Pero el joven argumentó que un ocho, en un discapacitado, es más que un diez en un chico sin discapacidad. A pesar de ello, la organización de la Ruta no lo incluyó.
Pues bien Zipango 92, BBVA, CERMI y Fundación ONCE acaban de anunciar la firma de un Convenio de colaboración, con el objetivo de profundizar en su contribución al respeto de los derechos humanos y a la inclusión y desarrollo de las personas con discapacidad en la sociedad. Por medio del Convenio se ha creado la Embajada de la Discapacidad. Dicha Embajada, compuesta por dos expedicionarios con discapacidad que hayan superado el proceso de preselección llevado a cabo por la Universidad Complutense de Madrid, de acuerdo con las Bases generales de Participación del concurso, y seleccionados por CERMI y la Fundación ONCE de acuerdo a su situación individual, se incorporarán a Ruta Quetzal 2011.
Guillermo se ha mostrado satisfecho con este acuerdo: “Me alegro mucho de que mi esfuerzo haya servido, para que los organizadores tengan en cuenta a los discapacitados. Perdí todas las batallas, pero moralmente he ganado la guerra”. 

La Ruta Quetzal surgió en 1979. Dirigida por Miguel de la Quadra-Salcedo, el principal objetivo de la misma es consolidar «entre la juventud de 16 y 17 años los cimientos de la Comunidad Iberoamericana de naciones entre todos los países de habla hispana, incluidos Brasil y Portugal». A lo largo de veinticinco ediciones, «más de 8.000 jóvenes europeos, americanos y de países como Marruecos, Guinea Ecuatorial, Filipinas y China han tenido la oportunidad de descubrir las dimensiones humanas, geográficas e históricas de otras culturas» que recorren en expedición.
Ante la negativa por parte de la organización para que Guillermo participara en la edición de este año, familiares y amigos realizaron una campaña de apoyo. Elaboraron una carta para recoger firmas denunciando que en 25 años de Ruta Quetzal no ha participado ni una sola persona con discapacidad, al tiempo que “en homenaje a ‘la solidaridad, el esfuerzo compartido, el espíritu abierto y el comportamiento ético de la sociedad global’ que la Ruta Quetzal anuncia, reivindicaban el derecho de las personas diferentes a integrarse en actividades como esta.
En su reivindicación, Guillermo se entrevistó con don Luis Ramallo (Presidente UNESCO España) y con don Federico Mayor Zaragoza (de la Fundación Cultura y Paz) para solicitar la creación de plazas especiales para personas con discapacidad.
Guillermo hizo la Ruta de la Discapacidad para alertar en todos los lugares posibles de las discriminaciones a gente especial, haciendo llegar su mensaje que tenía como única finalidad que se reserven plazas para otros discapacitados. Guillermo “acompañó” a los expedicionarios en todas las etapas que se desarrollaron en España denunciando la exclusión a la discapacidad y recogiendo la solidaridad de organizaciones y representantes políticos de todos los puntos por lo que pasaba: Boadilla, León, Benavente…
Obligó incluso a la organización a variar el lugar de acampada de los expedicionarios, porque él montó una acampada de discapacitados al lado.
Asimismo, en verano realizó un llamamiento a todas las asociaciones de discapacitados y a todos los familiares, para que animen a jóvenes de entre 15 y 16 años para que se presentaran a futuras ediciones a la Ruta Quetzal.
Con el anuncio de la Ruta Quetzal, Guillermo probablemente, no participará en la Ruta pero ha dejado el camino abierto a otras personas. Además, el Convenio contempla también la importancia de proporcionar mayor accesibilidad en la página web de Ruta Quetzal para las personas con discapacidad, así como la realización de algunas actividades formativas, de sensibilización y de orientación en materia de discapacidad en el curso de la expedición 2011.

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s