Cambiando el mundo… a golpe de magdalena

christna2

“Yo no te cambiaría por nada del mundo , pequeña Chistina , pero me comprometo a cambiar el mundo para ti, con una magdalena a la vez”

Frente al pensamiento común (un estereotipo más) de que el nacimiento de un niño con síndrome de Down trae consigo un cúmulo de malos sentimientos y es poco menos que una condena, hay hechos que demuestran que, muy al contrario, supone abrir la mente a otras realidades de las que disfrutar.
Cada uno de nosotros podemos contar mil de esos cambios. Como el que os contamos en esta entrada.
Para Mary Iusso, una mujer canadiense, ese cambio tuvo lugar hace cinco años, cuando nació su hija Christina con síndrome de Down. Su primer contacto con la nueva realidad no fue para echar las campanas al vuelo: el personal del hospital se mostró muy pesimista sobre el futuro de Mary y no creían probable que ella fuera a andar, hablar o jugar con normalidad. Y mucho menos trabajar! “Me dijeron que tenía pocas expectativas”, recuerda Mary.
Pero lejos de desanimarse, Mary decidió investigar y “descubrir” por su cuenta. Y no hizo falta mucho para llegar a la conclusión de que la mayor parte de la información sobre el síndrome de Down era anticuado, negativo y, especialmente, muy pesimista: “Cuando leí la información, empecé a enfadarme por la forma en que el mundo ya estaba percibiendo a mi hija cuando todavía ni siquiera había dado su primer paso”.
“Yo sabía que tenía que hacer algo de una manera positiva para mostrar las capacidades de mi hija”. Por eso tomó una decisión: “Me encanta hacer bizcochos, así que decidimos abrir esta tienda”.
Y así nació en Brampton (Canadá) Christina Tortina Shop Inc. ¿Y qué tiene eso de especial? Pues que, además de dedicarse a algo que le apasiona, su tienda fuera “un escaparate de las capacidades” para las personas con diversidad. Porque ha contratado empleados con autismo y síndrome de Down.
Y Mary lo tiene claro: su tienda no es “una causa o un espectáculo”, es un negocio en el que sus empleados no están protegidos y tienen que aportar su trabajo y buen hacer para que funcione.
De alguna manera, trata de educar acerca de dos cosas que la gente desconoce: “que los libros se equivocan y que las personas con necesidades especiales son como tú y yo. Ellos sólo tienen un cromosoma extra. Estoy convencida de que somos nosotros los que somos diferentes, no ellos … “.

christnaEl logotipo de la tienda cuenta con una caricatura de Cristina con un delantal de lunares y se inclina hacia una pila de tres magdalenas. Los 21 puntos de la plataforma representan la trisomía 21. Los tres magdalenas son tres copias del cromosoma 21 , que las personas con síndrome de Down tienen .
En la pared de la tienda hay un mensaje de Mary para su hija Chistina: “Yo no te cambiaría por nada del mundo , pequeña Chistina , pero me comprometo a cambiar el mundo para ti, con una magdalena a la vez”

About these ads

Un pensamiento en “Cambiando el mundo… a golpe de magdalena

  1. Pingback: Cambiando el mundo... a golpe de magdalena | do...

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s