Déjate llevar por tus sueños

Karrie“Get Karried Away by Your Dreams” o, lo que viene a ser, déjate llevar por tus sueños. Haciendo un juego de palabras con su propio nombre, este es el lema de Karrie Brown, una joven que, a sus 17 años, derrocha vitalidad, entusiasmo y una sonrisa cautivadora. Y, además, tiene un gran sueño: ser modelo.
Por si todo esto no fuera suficiente, su madre está dispuesta a ayudarla en todo lo que puede. Era tan grande la ilusión de Karrie por ser modelo que Sue, su madre, no dudó en crear una página en Facebook (Karrie Brown – Modeling the Future) en la que cada día iba publicando una imagen de su hija con sus trajes favoritos, de la marca Wet Seal, ropa que dice que le sienta muy bien.
Con ello pretendía atraer la atención de dicha empresa. La popularidad de la página fue tal que la compañía se enteró del deseo de Karrie cuando numerosos usuarios le enviaron solicitudes para que  consideraran su deseo.
La empresa les propuso que si la página alcanzaba los 10.000 “me gusta” estaría dispuesta a realizar una prueba. ¡Y vaya que si llegó a los diez mil seguidores! Así que, una vez alcanzada esa cifra, invitó a Karrie y a su madre a una sesión en Disneyland.
Durante la prueba, en la que pidió música de Justin Bieber para cantar y bailar a lo largo de la filmación, demostró su energía y naturalidad ante la cámara.  Karrie estaba especialmente emocionada por realizar la prueba y la experiencia resultó muy positiva para ella. La empresa ha quedado tan satisfecha del trabajo que las fotos de Karrie van a ser utilizadas próximamente en el sitio web de Wet Seal así como en sus redes sociales.
Pero los sueños no acaban aquí. Ahora tiene en mente poder bailar en el programa de Ellen DeGeneres, una conocida presentadora de televisión. Por de pronto Karrie ha subido en su página de facebook, que ya tiene más de 25.000 seguidores, un vídeo en el que muestra alguno de sus movimientos de baile.
Sin embargo, su verdadero sueño es ayudar a otros a aprender y le gustaría trabajar en una biblioteca después de la escuela secundaria. “¿Qué pasa con el modelado?” -preguntó su madre. Ella tenía una respuesta simple: “Ya soy una modelo.”
Con este entusiasmo y con semejantes apoyos los sueños de Karrie tienen todos los visos de convertirse en realidad.

About these ads

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s