Todo el mundo se merece un buen amigo

muñSD2Hanna, como cualquier niña de 9 años, buscaba afanosamente en los catálogos de juguetes la muñeca de sus sueños: quería una muñeca que se le pareciera, para hacer de ella una amiga de juegos. Pero veía muchas que se parecían a su hermana pequeña, pero ninguna que se pareciera a ella. Y es que Hanna tiene síndrome de Down.
Su madre, Feda, comenzó a buscar muñecas diseñadas con características similares al síndrome de Down, pero no encontró nada que reflejaran algo parecido.
Por ello, esta mujer de  49 años, de Pittsburgh (Pennsylvania), decidió diseñar ella misma una muñeca.
Apoyada por un escultor, un terapeuta ocupacional y varios padres de niños con síndrome de Pittsburgh, montó una pequeña fábrica casera dedicada a desarrollar muñecos pero con los rasgos físicos de un niño con síndrome de Down.
Ahora, el proyecto, al que ha denominado “Dolls for Downs (“Muñecas para los Downs”), ha pasado a convertirse en una ocupación a tiempo completo para ella puesto que está previsto que salgan a la venta en mayo.
Quiere que las  muñecas  proporcionen compañía a sus dueños (a los que ella llama amigos) al tiempo que desarrolle aspectos tales como la coordinación de los ojos y manos, las habilidades motoras finas y la integración sensorial. “La ropa de las muñecas es fácil de manejar, el tamaño de los  broches y botones es mayor. Todo ello permite interactuar con las mismas para practicar habilidades esenciales como el uso de botones, broches, lazos y cremalleras, el cepillado del pelo y la narración de cuentos. Queremos  ayudar a los chicos a crecer en independencia y confianza”, explican desde su propia web, Dolls for Downs.
Como veis, se han tenido en cuenta muchos detalles, como los ojos almendrados o la nariz chata. Aunque Feda dice que “mi parte favorita es la mano. Míralas, ¡son tan lindas y gorditas! “.
Para ella, lo más importante es que “quiero que mi hija Hannah, al ver la muñeca, vea algo hermoso, porque eso es lo que veo cuando le miro a ella. Cuando le pregunté qué pensaba de las muñecas, ella dijo que le gustaban porque son bonitas y son suyas”.
Ellie, Nikki, Hannah, Grace o Aziza son los nombres de los primeros modelos que se venderán en breve. Posteriormente irán apareciendo otros, tanto de chicos como de chicas. Espera lanzar el proyecto el 1 de mayo y tiene previsto iniciar pronto una campaña en Kickstarter  (sitio web de financiación en masa para proyectos creativos) para ayudar a recaudar fondos.


Un último aspecto que ha tenido en cuenta ha sido el logo de la muñeca.  Es bastante grande, pero ha optado por no poner los cromosomas que se suelen ligar al síndrome de Down. ¿El motivo? Por un lado, los niños son demasiado pequeños para saber qué son. Pero, además, espera que haya otras muñecas en esta línea de la discapacidad (se espera que para finales de 2014 pueda haber una vinculada a personas del espectro autista) que puedan utilizar el  mismo logo.

babydownQueremos recordar que ya en 2007, DOWN España lanzó al mercado Baby Down, la primera muñeca que presentaba las características físicas propias de un niño con síndrome de Down.
Nació con el objetivo de fomentar en los más pequeños el respeto por la diferencia.
Baby Down va acompañada de un díptico que recogía sencillas instrucciones, basado en el manual de Atención Temprana, para que los niños jueguen de forma simbólica a estimular los cinco sentidos de la muñeca, tal y como se hace en realidad con los bebés que nacen con síndrome de Down.
About these ads

2 pensamientos en “Todo el mundo se merece un buen amigo

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s