Humor y disCAPACIDAD, una pareja saludable…¡e inclusiva!

Hasta lo 6 años de edad, reímos 300 veces al día.
Según crecemos, bajamos a 100 veces.
Hay personas que no llegan ni a 14 al día.
¿Y tú, cuánto te ríes tú?

Una de las categorías de DOWNberri que más visitas recibe es la de humor. Seguro que no es una casualidad. Todas las personas buscamos en el humor la manera de liberarnos de tensiones y de regular nuestras emociones. El humor, además de ser una forma de construir relaciones y de comunicarse, supone una auténtico ejercicio físico ya que, al reírnos, movemos más de 400 músculos (yo no los he contado, pero eso dicen los expertos).
Sin embargo, si mezclamos el humor con la discapacidad, el binomio que resulta no es aparentemente, nada natural. ¿Acaso no identificamos el humor con la alegría y la discapacidad con la tristeza?
Precisamente por eso es necesario recapacitar: ¿qué provoca esa aparente desavenencia?. Aunque es probable que haya varios motivos, posiblemente el origen está  en que la sociedad sigue percibiendo la capacidad sólo en clave de “dolor”, de “sufrimiento”… de limitación. Llegamos al extremo de limitar de tal forma a la persona con discapacidad que incluso les privamos decosas tan humanas como el humor y la risa. Y la consecuencia es que la sobreprotegemos de tal manera que ese exceso de protección termina por ser un impedimento y una barrera para su integración.

Una serie de dibujos animados en Inglaterra presentaba la discapacidad a través de un grupo de animales ingeniosos, divertidos y agradables con una alta autoestima

¿Y si le diéramos la vuelta a la tortilla? Porque el humor también relativiza la realidad, abre la mente de las personas, potencia la originalidad… Ahora que hablar de discapacidad empieza a tener otros matices positivos (esfuerzo, diversidad…) tal vez el humor puede ser una de las vías para ayudar a conseguir el cambio en el paradigma de la sociedad en torno a la discapacidad.
Pero es que, además, el humor puede ser una forma de enfrentarse a una situación adversa (como puede ser una discapacidad) para fortalecerse gracias a ella. A eso se le llama resilencia y es la forma en la que cada vez más personas con discapacidad y sus entornos han superado situaciones de las que se han hecho fuertes.
Quizá el humor pueda ser esa “prueba del algodón” de que las personas con discapacidad realmente están en un proceso de inclusión real: el humor bien utilizado puede ayudar a eliminar prejuicios, a tener una visión más abierta y real, a canalizar emociones
Por eso, y para que os ejercitéis en esta tarea, os dejamos imágenes en tono humorístico. Esperamos que sirvan para cambiar algunas visiones un tanto distorsionadas y que os permita ejercitar esos 400 músculos faciales. Pero ¡ojo y cudadín con las  agujetas!.

El libro Downtown (en castellano) en la sección de literatura china de una biblioteca

Fuente: Gracias por ser mi pedacito de cielo

Siempre hacia adelante!

… leyendo DOWNberri!

About these ads

2 pensamientos en “Humor y disCAPACIDAD, una pareja saludable…¡e inclusiva!

  1. Verdaderamente el humor es buena cosa para todos/as,aparte de que te hace mover los 400 músculos del cuerpo,también te mueve otros 400 que no se ven ,las emociones y sentimientos que son tan importantes.Yo siempre me he reído mucho con mi hermana DOWN.¡AUPA DOWN!

  2. No hay mejor terapia para el alma que la risa y el humor, y cuando este humor nace en el sitio más insospechado es doblemente efectiva.
    Bonita entrada… como siempre

¡Nos interesa tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s